1.08.2010

Arepas



Arepa blanca fina con queso


A pesar de vivir en Colombia por muchos años nunca fui tan adicta a las arepas como lo soy ahora que vivo lejos. No me queda más remedio que darle la razón los que dicen que uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde o hasta que no lo tiene tan fácil, como es mi caso.

En estos días plantada desde una finca del eje cafetero colombiano, no paso un día sin mi ración. Cada mañana el amanecer me sorprende ya en pie y el café que tomo y que veo plantado por todos lados reaviva mi cabeza, calienta mi cuerpo y prepara mi estómago para recibir el milagro del maíz hecho esa tortita caliente, untada con mantequilla y coronada con un buen pedazo de queso derretido.


Arepa de maiz chóclo dulce con queso fresco

Las arepas son como las tortillas mexicanas pero bastante más gruesas y como estas, se hacen de diversas variedades de maíz y se cocinan de distintas formas, asadas, al horno, fritas, rellenas, sin rellenar etc. Casi que podriamos decir que hay tantas arepas como personas que las hacen. Podemos encontrar "familias" de arepas segun la zona geográfica donde nos encontremos pero inclusive dentro de una misma región podemos encontrar distintos tipos de arepas.


Arepa con carne desmechada y queso

La arepa es nuestro legado indígena, sobrevivió a los españoles, se instaló en el corazón y la tripa criolla y hoy ocupa en nuestra mesa un lugar más importante que el pan. Es un acompañante perfecto, ya que su sabor es muy suave y poco invasivo, pero también puede ser el protagonista principal en cualquier ocasión si se le pone carne, queso o huevo.

No me queda más que volverme a sorprender del maiz que ha alimentado a gran parte de latinoamérica desde hace miles de años.



1 comentario:

  1. No mijitica, me ha dejado babeando. Me debe una arepa en Barcelona

    ResponderEliminar